7 consejos antes de escoger tu crema facial
17409
post-template-default,single,single-post,postid-17409,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.5,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-21.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

7 consejos antes de escoger tu crema facial

A la hora de elegir una crema facial, pueden surgir muchas dudas sobre si estás comprando la crema adecuada o no. Es importante elegir una crema que sea adecuada a tu tipo de piel y a tus necesidades, para aportar la hidratación que necesitas, protegerte frente a los agentes externos (clima, contaminación, estilo de vida, sol) e internos (genética, hormonas, estrés), y poder frenar el envejecimiento cutáneo.

Por eso, es conveniente tener en cuenta una serie de consejos antes de lanzarse a la compra.

1. Determina tu tipo de piel, ¿qué tipo de piel tengo?

Antes de nada debes preguntarte ¿qué tipo de piel tengo?. Muchas veces no estamos seguros de cual es nuestro tipo de piel, y es el primer paso para decidir qué tipo de crema es la que más nos conviene. Debemos diferenciar entre piel seca, mixta  y grasa:

  • Piel seca: piel áspera al tacto, mate y con aspecto agrietado, se caracteriza por presentar sensación de tirantez incluso a veces picor y escozor. Este tipo de piel es debida a la disminución de las células epidérmicas, lípidos y glándulas sebáceas que forman el manto hidrolipídico de la piel.
  • Piel grasa: los poros de la piel se hacen visibles y se caracteriza por la presencia de brillos, debido a la alta producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas.
  • Piel mixta: es una mezcla entre piel seca y piel grasa, donde podemos encontrar una zona de piel grasa y gruesa, la llamada «Zona T» localizada en la frente, la nariz y el mentón, y zonas de piel más seca localizadas generalmente en las mejillas.

Si tienes más dudas sobre tu tipo de piel, puedes leer más aquí: http://www.eucerin.es/acerca-de-la-piel/conocimientos-basicos-sobre-la-piel/tipos-de-piel

2. ¿Piel normal o piel sensible?

Las pieles normales o resistentes son pieles «más fuertes», y por eso están más protegidas frente a la penetración de alérgenos y otras sustancias irritantes. Por eso, si tu piel es resistente estás de suerte, pues generalmente tienes la opción de probar cualquier tipo de producto sin provocar reacciones como acné, picor o erupciones. Pero tranquilidad, para las pieles sensibles existen multitud de gamas de productos que tratan este tipo de piel, más susceptible a reaccionar, ya que se irrita con facilidad. Por eso, si no te la quieres jugar, yo optaría por elegir una línea  dermatológica más propia de farmacia. Si no sabes si tu piel es normal o sensible, pregúntale a tu farmacéutico o especialista en dermocosmética, este deberá analizar tu tipo de piel y hacerte las preguntas pertinentes.

3. Ten en cuenta cuáles son las edades de la piel

Tienes que tener en cuenta tu edad, ya que las necesidades de la piel van cambiando a lo largo del tiempo. No es lo mismo una piel joven que una piel madura. A partir de los 25 años, empiezan a aparecer las primeras líneas de expresión en el rostro, que van profundizándose con los años hasta aparecer las primeras arrugas. La industria cosmética ofrece una amplia gama de productos que cubren las necesidades de la piel en función del rango de edad:

  • Hasta los 25 años: tratamiento diario hidratante.
  • Entre 25-40 años: tratamiento preventivo, más superficial, para tratar las primeras líneas de expresión.
  • A partir de los 40 años: tratamientos específicos para el envejecimiento cutáneo a base de cremas más nutritivas para arrugas más profundas.

Estos rangos de edad son aproximados y dependen de la piel de cada persona, pero si no te quieres equivocar, elige los productos que se adecuen a tu edad para conseguir unos resultados óptimos.

4. Testado bajo control dermatológico

Comprueba que la crema que vas a comprar reivindique el claim «testado bajo control dermatológico» ya que así estaremos seguros de que un dermatólogo ha supervisado el estudio de tolerancia del producto cosmético antes de salir al mercado y nos dará seguridad y confianza a la hora  de comprarlo y utilizarlo.

5. Protección solar facial

Sabemos que el sol está pegando fuerte, así que si vas a comprar una crema de día, es muy aconsejable que te proteja frente a la radiación ultravioleta solar. Como mínimo debe tener un factor de protección solar SPF 15 en invierno o al menos debe contener filtros solares. En verano, el factor de protección solar debe ser mayor en función del fototipo de piel que tengas, también puedes optar por una crema solar con color o por una dd cream. Si además protege frente a la radiación ultravioleta A (UVA) mucho mejor, pues nos estaremos protegiendo también del fotoenvejecimiento de la piel.

¿Quieres saber cuál es tu fototipo de piel? te dejo el siguiente test para que lo compruebes: http://www.massadaestella.com/testsolar.html

6. Lista de ingredientes cosméticos

No te fíes de una crema que no contenga una lista de ingredientes clara. Generalmente esta lista figura en el etiquetado del producto cosmético como Ingredients, y sigue una nomenclatura internacional llamada INCI.

Los ingredientes son los componentes que lleva el producto y están ordenados de mayor a menor concentración, es decir, al principio de la lista encontraremos el componente que se encuentra en mayor cantidad, que en el caso de las cremas, siempre será el agua. En las últimas posiciones de la lista encontraremos los componentes que se encuentran en menor cantidad, como por ejemplo, los alérgenos del perfume que contenga la crema. Esto nos puede servir para comprobar que los activos cosméticos (componentes responsables de la eficacia del producto) se encuentran en el producto, y aunque no se muestra la cantidad exacta, nos orienta sobre la concentración aproximada a la que se pueden encontrar. Esta es también una manera de comprobar la calidad de una crema, ya que a más concentración de activos más eficaz será. De ahí la variación en el precio de una crema, si son más baratas llevarán menos cantidad de activo.

7. Fecha de caducidad

Cualquier cosmético debe de indicar en su envase la caducidad. En lugar de encontrar una fecha de caducidad como tal, en las cremas solemos encontrar un símbolo llamado PAO (period after opening) que indica la durabilidad de un producto cosmético una vez abierto. Se indica sobre el etiquetado mediante el símbolo de un tarro abierto y el número de meses aconsejables para utilizar el producto una vez lo hayas abierto. Los productos que tienen más facilidad de contaminarse con el medio ambiente, tendrán un PAO menor que los que tienen menos facilidad. Así por ejemplo, un desmaquillante  que tendrá un PAO menor que unos polvos compactos, que al no tener agua en su composición serán menos susceptibles de contaminarse.

Por eso, cuando compres una crema fíjate en el número de meses del que dispones para utilizarla, y si no la vas a usar a diario, apunta la fecha en la que abriste el envase para controlar la caducidad.

Espero que estos consejos os ayuden a estar más seguros a la hora de comprar una crema, ¿y tú ? ¿me darías algún consejo más?

11 Comments
  • nuriamoralesblog
    Posted at 11:20h, 10 febrero Responder

    Un buenísimo post, con tu blog voy a aprender un montón, espero impaciente el siguiente post 🙂 un abrazo Lourdes.

    • Lourdes Blesa
      Posted at 11:48h, 10 febrero Responder

      Muchas gracias Nuria, me alegro que te guste y que hayas aprendido algo nuevo. El próximo más y mejor 🙂

  • Neus
    Posted at 12:50h, 10 febrero Responder

    Me encanta!!! Aprendi un monton! Esperando el nuevo post!!! Esta genial Lourdes!
    Neus

    • Lourdes Blesa
      Posted at 18:18h, 10 febrero Responder

      Gracias por el comentario Neus, me alegro mucho que te guste, cualquier sugerencia será bienvenida 😉

  • Andrea
    Posted at 07:57h, 11 febrero Responder

    Muchísimas felicidades Lourdes! Me ha gustado muchísimo y he descubierto cosas de las que no tenía ni idea! Esperando muchos más posts tuyos! ☺️

  • marialayala
    Posted at 20:51h, 12 febrero Responder

    Genial el post! Me encanta poder leer los consejos y opinión de una verdadera experta en la materia. Estoy deseando leer los siguientes 🙂

  • Paloma Gómez
    Posted at 14:44h, 17 febrero Responder

    Me encanta el post! Lo tendré en cuenta antes de comprar mi próxima crema 😉

  • Pingback:¿Rojeces en la cara? consejos top para tratar la Rosácea
    Posted at 08:13h, 10 enero Responder

    […] una crema antirojeces hidratante y protectora diariamente que lleve factor de protección solar ya que la […]

    • Lourdes Blesa
      Posted at 19:52h, 12 enero Responder

      Yo te recomiendo Avène antirojeces día que lleva FPS 20 😉

Post A Comment